Implante orbitario y prótesis ocular Previous item Ojo seco Next item Parálisis facial

Implante orbitario y prótesis ocular

Qué hacemos con un ojo ciego, doloroso, o con un tumor peligroso?

Existen situaciones desafortunadas en las que se ha perdido un ojo por un accidente, una infección, o cirugías oculares fracasadas. EL ojo suele quedar con dolor y/o con un aspecto desagradable. En otros casos puede haber un tumor dentro del ojo que requiere intervención para preservar la vida. Durante la consulta converso con el paciente de todas las alternativas que tenemos para el tratamiento del dolor o para mejorar el aspecto de la mirada. Podemos intentar colocar un lente de contacto irisprint, una cascarilla sobre su ojo antiestético o indicar tratamiento del dolor con medicamentos o algún procedimiento inyectable. SI todo esto fracasa puedo recomendar una cirugia en la que elimino los componentes sensibles del globo ocular y dejo la zona en condiciones de utilizar una prótesis ocular a medida y del mismo aspecto del otro ojo. 

Procedimientos quirúrgicos

Los procedimientos quirúrgicos que utilizo para la rehabilitación de mis pacientes con estos ojos problemáticos incluyen la enucleación y la evisceración. En estos procedimientos, con una buena técnica quirúrgica, puedo lograr reemplazar el contenido ocular con un implante orbitario. Este implante no tendrá función visual, pero repondrá volumen y dará mejor movilidad a la prótesis para que ese ojo no impresione artificial. 

 Luego de 6 semanas de realizada la intervención  ya el paciente estará en condiciones de ser  enviado al protesista para que confeccione la prótesis externa a medida definitiva, similar al otro ojo y que quede correctamente adaptada. Luego daré pautas de mantenimiento de la cuenca (la cavidad orbitaria donde yace la prótesis) para que la calidad de vida del paciente sea óptima. 

El resultado estético a corto y largo plazo de este procedimiento depende de una buena técnica quirúrgica, de la calidad de la prótesis externa y de los cuidados de la misma.

Qué pasa con el tiempo ?

La prótesis ocular suele cambiarse cada 5 a 10 años si se deteriora. Pero con un buen manejo de la misma puede no requerir demasiados cuidados. Cuando la adaptación de la prótesis es incorrecta o el manejo de la prótesis es inadecuado pueden aparecer, con los años, trastornos en la cuenca orbitaria que pueden evitarse. Los controles periódicos con el cirujano oculoplástico deberían hacerse una vez al año como mínimo.

En el caso de un mal manejo de la higiene de la prótesis pueden surgir complicaciones que requieren otros procedimientos oculoplásticos

Qué complicaciones puede traer la prótesis ocular?

Muchas veces se realizan enucleaciones o evisceraciones sin la colocación de implante orbitario. Los protesistas en estos casos tienen que reponer volumen con prótesis oculares  muy voluminosas y pesadas. Esto puede traer problemas  de malposición de los párpados y falta de cierre palpebral.   Esto podría evitarse realizando una cirugía para colocar un implante secundario que repone volumen y permite confeccionar una cascarilla mas liviana y con mejor movilidad.

Estas malposiciones palpebrales que surgen a los usuarios de prótesis ocular también son motivo de consulta tardíos al cirujano oculoplástico. Casi todas pueden corregirse o mejorarse con cirugía como una  blefaroplastia un autoinjerto dermograso o de mucosa. Todas estas cirugías son desafiantes  y mas complejas que las cirugías a las que esta habituado el cirujano plástico o el oftalmólogo general

prótesis pesada
prótesis hundida
prótesis ocular fija

Siempre es recomendable la cirugía con implante orbitario para que la prótesis sea liviana, se adapte con más facilidad y tenga mayor movimiento. En el caso de que no se haya colocado el implante en la primer cirugía siempre se puede colocar después. Lo ideal es colocarlo lo más tempranamente posible para evitar los problemas mencionados anteriormente.

Evisceración con implante orbitario e injerto de mucosa oral

mas información aquí

× Consultas