Enfermedad Ocular tiroidea Previous item Blefaroespasmo Esencial Next item Pterigion y Pinguécula

Enfermedad Ocular tiroidea

La enfermedad de Graves Basedow o enfermedad ocular tiroidea, u orbitopatía distiroidea, es un trastorno autoinmune. En esta enfermedad se generan anticuerpos contra la glándula tiroides que reaccionan en forma cruzada con las estructuras de las órbitas. No está claro por qué comienza este fenómeno inmunológico en el que las propias defensas agreden a estructuras del organismo. Se cree que intervienen factores genéticos de predisposición familiar y detonantes externos como el estrés o agentes infecciosos. Una vez detonada la enfermedad comienza con signos y síntomas de hipertiroidismo. Los endocrinólogos son quienes suelen tratar clínicamente este trastorno.

Cómo se manifiesta la enfermedad ocular tiroidea?

A nivel de los ojos comienza con una retracción de los párpados que se ven muy abiertos o saltones y un aumento del volumen  de los músculos que mueven los ojos y la grasa que los sostiene, lo que genera la protrusión de los ojos hacia adelante o exoftalmia. Tambien puede haber restricción de los movimientos oculares generando visión doble. El ardor y enrojecimiento de los ojos se debe a trastornos de la lubricación asociados a los ojos muy abiertos.

Esta enfermedad, llamada también Orbitopatía distiroidea, suele tener una fase aguda o subaguda que dura unos 6 meses en la que hay inflamación de la conjuntiva y estructuras perioculares. Si el aumento del tamaño de los músculos por la inflamación es muy importante puede generarse compresión del nervio óptico alterando el campo visual y la visión de los colores. También puede generar visión doble.

En la fase crónica de la enfermedad puede persistir la exoftalmia o protrusión de los ojos, la desviación ocular o estrabismo y la retracción de los párpados. Recién en esta etapa, en la que se estabiliza el cuadro, pueden realizarse tratamientos quirúrgicos tendientes a mejorar la funcionalidad y el aspecto estético.

Tratamiento en etapa aguda

El tratamiento médico en esta etapa consiste en bajar la inflamación y la producción de auto anticuerpos con drogas inmunosupresoras por via general. Se pueden realizar inyecciones de corticoides locales en los casos con actividad de la enfermedad cuando está contraindicada la terapia sistémica. Difícilmente sea necesaria la cirugía en la etapa aguda de la enfermedad.

Tratamiento en la fase crónica

Los procedimientos a realizase son fundamentalmente de tres tipos:

La descompresión orbitaria se utiliza cuando es necesario disminuir el grado de protrusión del globo ocular por falta de cierre palpebral o descomprimir el nervio óptico.

La cirugía de estrabismo se realiza en casos de visión doble para corregir la posición de los ojos. El estrabismo puede ser producido por la enfermedad o secundario a la cirugía de descompresión por lo que debe planificarse después de esta última cuando el caso la requiera.

Por último la retracción de párpados, que es de los signos más frecuentes en la oftalmopatía distiroidea se corrige mediante una blefaroplastia luego de que se han resuelto los problemas anteriores si existieran.

retracción palpebral

Mas información sobre oftalmopatía toiroidea aquí

× Consultas